¿Nunca el tiempo es perdido?

Hoy quiero hablarte de cuando pierdes la sincronía con tu entorno.


Me comenzó a suceder hace cinco años, cuando dejé un trabajo por cuenta ajena en el que había estado dos décadas por la aventura de emprender mi propio proyecto.


He pasado por muchas fases, incluyendo la de ser un auto empleado que trabajaba como un esclavo para mí mismo.


Pero incluso en esos momentos me ha dado la sensación de tener más tiempo libre que mi entorno social.


Esa situación ha ido empeorando y te digo por qué.


En los últimos meses, me he formado mucho para poner en valor todo lo que hago y eso ha tenido unas consecuencias que han empeorado la situación anterior.


La consecuencia de todo eso, la puedes adivinar…


Ahora trabajo menos tiempo que antes, ya no me siento auto empleado, y además gano más dinero por hora de lo que nunca había conseguido en toda mi vida.


El problema persiste y se pone chungo.



La mayoría de las veces cuando llamo a gente de mi entorno, casi todos están muy liados o van como pollo sin cabeza.


Supongo que es el precio que tengo que pagar.


Aunque algo me dice que es una soledad transitoria. Hay más gente así.


Una de las claves para haberlo conseguido es haber aprendido a vender bien y poner en valor todo lo que hago como profesional.


Y de eso va el curso que te ofrezco para ti de forma individual y también para tu equipo.


PD: con respecto al problema de demasiado tiempo libre, ya se nos ocurrirá algo… ¿no te parece?

PD2: aquí el curso

PD3: Arriba

6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo