MENOS CAÑAS Y MÁS PATENTES. Storytelling sobre Ciencia.

Actualizado: 9 de nov de 2019


Ha muerto Margarita Salas. No, no es una tertuliana de Sálvame. Es una de las mujeres españolas que más ha destacado en Investigación Científica. Para ella no habrá colas en una capilla ardiente multitudinaria. Total, si no tenemos claro ni lo que hacía.


Con motivo de su fallecimiento, se ha puesto de manifiesto el beneficio que su trabajo ha generado para el CSIC: un organismo público que nada tiene que ver con una serie de televisión protagonizada por forenses.


La muerte de Margarita me ha recordado, a través de sus patentes, que la Ciencia puede ser rentable. Si te acabas de enterar de que la Ciencia puede generar riqueza, bienvenido al club de los sensatos. Lo "único" que hay que hacer es formar, invertir, investigar, seguir formando, descubrir, patentar y rentabilizar. Por ese orden. Qué pereza... ¿verdad?


De esta forma, tendremos una alternativa a la economía basada, en gran parte, en el turismo o la venta de coches. Dejaremos atrás la estacionalidad de las cifras del paro y, por fin, podremos enriquecer nuestro país sin machacarlo a nivel ecológico generando residuos como el cambiar de coche cada tres años.


Ha muerto Margarita en la víspera de una votación electoral. Precedida de una campaña en la que se ha hablado poco de ciencia y mucho de argumentos de brocha gorda. Como pensar que el motor económico de nuestro país es y será el turismo; donde las ciudades que más visitantes reciben, están a la cola en riqueza por habitante. También un país en el que la carrera de Turismo es de la que peores salidas tiene. Ahora entiendes por qué el servicio en la hostelería es, en general, tan mediocre. Vivimos en un país turístico en el que la gente que se forma para dar un buen servicio, termina en el paro. Mátame camión.


Un país en el que los fabricantes de coches ignoran que los jóvenes ya no quieren coches y que, los no tan jóvenes, tampoco. Porque comenzamos a formarnos a nivel financiero y sabemos que la peor inversión posible, es comprar un coche que se devalúa un 30% al salir del concesionario. Queremos ciudades limpias y pagar por uso, no por tener el coche aparcado.


Ha llegado el momento de deshojar la Margarita y saber, de verdad, si queremos apostar por retener el talento, apostar por un desarrollo ecológico que salva vidas y que no genera emisiones por ningún tubo de escape.


Margarita fue capaz de hacer Zoom en la cadena de ADN. Nos toca ahora mirarnos en el espejo y decidir lo que queremos ser en el futuro.


Si, No, Si, No... te toca.


AUTOR: Nacho Caballero. Speaker y Formador experto en Storytelling y Motivación.

50 vistas1 comentario

Nacho Caballero

650 486 412

hola@nachocaballero.com

Madrid. España.

  • Icono social LinkedIn

©2018. Todos los derechos reservados. 

Política de privacidad