DÍA 9. Estrés online en tiempos de cuarentena. (Incluye versión podcast)

Actualizado: mar 26




Hemos cambiados los atascos en las grandes vías de comunicación terrestres, por el nivel amarillo, con paradas intermitentes, en las autopistas del streaming. Hemos cambiado el "no tengo tiempo" de todo tipo, con un "no me da tiempo digital" que está rozando el absurdo... ¡¡dejad que me aburra!!


- A las 8:00 de la mañana tienes Yoga de la experta Carmen, que es de Cuenca, pero se ha puesto nombre oriental: Ling Yu.


- A las 9:00, el chef con media estrella Michelín, pendiente de homologar, tiene un directo en Instagram para enseñarte a hacer un desayuno saludable con Quinoa, cilantro y gajos de mandarina. Oye, ¿Burger King a domicilio sigue funcionando?


- A las 10:00, tienes Reiki con otra experta de Socuéllamos que te lo hace a distancia... a más distancia de la habitual, quiero decir. Esta vez el directo es desde Facebook.


- A las 11:00, cómo no, tienes que conectar a tus hijos a un directo en Instagram para que hagan deporte en una pantalla vertical, que desaprovecha el 80% de tu tele de 16:9... con miles de corazones saltando y con una calidad que hace que el VHS parezca un Blu-Ray.


- A las 12:00... prepárate. Clase de zumba para adultos, también en directo y con la misma calidad pésima. La da el mismo de antes, pero se ha cambiado de camiseta.


- A las 13:00, tienes un curso de marketing digital sobre cómo llevar tu vida al siguiente nivel en tiempos del coronavirus. Es una experta que se ha convertido en tal con un curso de Tutellus de 10 euros. Presume de impartirlo gratis. Echa cuentas.


- A las 14:00. Come y descansa. Échate la siesta.


- A las 16:00, no te relajes porque te queda un concierto para niños que no duermen siestas; porque en esta cuarentena se piensa en todo el mundo. Se ve igual que todos los demás. A estas alturas del día, ya te sangran las retinas por mirar una pantalla de 5 pulgadas.


- A las 17:00, la del Reiki se marca una meditación guiada de una hora en la que te tienes que relajar, mientra tienes la aspiradora sin pasar, los cacharros sin fregar, la ropa mojada sin tender, todavía en pijama desde las ocho que te has enganchado... vamos, que menos mal que no vas a tener visita, que si no te meten en un psiquiátrico.


- A las 18:00, una pareja argentina ofrecen clase de tango en directo por Youtube. Lo de chatear al mismo tiempo que dan la clase es opcional. Tú verás.


- A las 19:00, aséate o algo porque a las 20:00 tienes que salir al balcón a aplaudir y, aunque es casi de noche, los días cada vez son más largos (ironía) y cada vez hay mas luz. Ya verás la semana que viene con el cambio de hora... lo de "y yo con estos pelos" y las peluquerías cerradas, va a convertir todo esto en un puto drama.


- A las 20:00, los aplausos de agradecimiento y volver a descubrir que tienes vecinos... y tener la osadía de hablar con ellos. Lo de los aplausos está derivando en toda una verbena que se monta en cada vecindario. Falta la cabra. Por lo demás, es lo más noble del día, con diferencia.


- A las 21:00, te toca concierto acústico con el músico de turno. Que sale muy casual para tu gusto, en un intento de borrar de un plumazo todo el glamour de estrella de la música. Pero como tú ya pareces también un indigente, no notas la diferencia. Todos los que nos han regalado este tipo de conciertos, han conseguido que los veamos... ya para siempre, con otra mirada: ¿quién olvidará a Alejandro Sanz tocando la guitarra con las gafas de ver?. Casi Gore.


- A las 22:00, puedes seguir viendo a Ferreras en La Sexta, que lleva desde el 12 de marzo confinado, o no perderte una charla motivadora en Zoom para terminar el día en... ¿Qué día?


AUTOR: Nacho Caballero. Speaker y Formador experto en Storytelling, Motivación y Conciliación

Este post forma parte del proceso de escritura y publicación de mi próximo libro.

Nacho Caballero

650 486 412

hola@nachocaballero.com

Madrid. España.

  • Icono social LinkedIn

©2018. Todos los derechos reservados. 

Política de privacidad