DÍA 60. Prometí volver


¿Me has echado de menos? No mientas. En caso afirmativo, te debo una explicación. He estado terminando de escribir mi cuarto libro. El tercero en menos de dos años. ¿Cómo churros? Bueno, de momento las reseñas de Amazon alimentan a la bestia.


El proceso de escribir un libro es agotador, aunque sean de poco más de veinte mil palabras. Descubrí que es la longitud perfecta para que la gente que se comienza a leer el libro (y le guste), se lo termine.


Se tarda mucho más en las relecturas, en darle vueltas a la cabeza, en buscar un cierto equilibrio, en eliminar incoherencias, e incluso, en vigilar que no repita algo que ya haya contado en libros anteriores... que en escribir el propio libro. Porque mis libros están tan conectados entre ellos, como mis lectores con mi propia persona. Gracias de corazón a los valientes que han hecho el recorrido completo o parcial.


Siento un cierto agotamiento acrecentado por la cuarentena. También porque he cerrado un círculo creativo y vital en torno a temas que me apasionan: conciliación, paternidad, humor, amor, trabajo, tiempo y dinero.


Estoy muy contento del viaje realizado. El esfuerzo final, según mis lectoras cero, está a la altura de sus predecesores encuadernados bajo mi nombre. Ha sido apasionante convertir mi vida en un ejemplo de storytelling que, con el paso del tiempo, he convertido en palabras que ayuden a otras personas.


Quiero dar las gracias a todos los que creyeron que merecía la pena animarme a seguir escribiendo. Aunque estuvieran, en algunos casos, bajo el influjo de la amistad o amor de cualquier tipo. Ha sido esencial sentir ese apoyo y poner toda la carne en el asador en este colofón final. Porque Sí, es un cambio de ciclo.


Ha llegado el momento de cambiar. Quiero escribir sobre temas diferentes en mis próximos libros: poesía, teatro o quizá una crónica de películas de los ochenta que me marcaron a fuego. Fueron muchas horas de videoclub que dan para una historia divertida. Necesito más humor, más improvisación, nuevos sonidos en mi cabeza y en huellas renovadas en las yemas de mis dedos. Quiero volver a jugar, experimentar y no saber lo que sucederá mañana.


Seguiré hablando de los temas que forman parte de mi vida, pero de otra manera. Después de cuatro libros hablando de mí, siento una madurez creativa que me prepara para dar vida a personajes de alguna novela o relato. ¿Por qué no?


Me siento feliz y agotado. Deseando que llegue este 14 de Mayo para que la vida atraviese a los lectores que se dejen, como lo ha hecho conmigo.


AUTOR: Nacho Caballero.

Speaker y Formador experto en Storytelling, Motivación y Conciliación

Este es el último post que forma forma parte del proceso de escritura y publicación de mi próximo libro.

Nacho Caballero

650 486 412

hola@nachocaballero.com

Madrid. España.

  • Icono social LinkedIn

©2018. Todos los derechos reservados. 

Política de privacidad