CUIDADO VENDEHÚMOS / Cómo identificarlos


Te confieso que tenía previsto dedicar más tiempo a los vendehúmos que abarrotan internet en general y las redes sociales en particular. Sin embargo, he decidido dedicarles un solo capítulo con guiño-título a película de los 80.

Te dejo mi decálogo para detectar a vendehúmos. No hace falta que los cumplan todos. Con menos de la mitad es suficiente:


1. Se nutren solo de tips. Hazles dos preguntas que ahonden en cualquiera de los temas que controlan y verás que se les pone cara de la niña del exorcista.

2. Dicen todos lo mismo y todavía se flipan con la ley de Pareto o la de Parkinson. No salen de ahí.

3. Todo les parece interesante. Aunque sea una obviedad o algo que tiene más año de la tos. Ejemplo: que la inspiración te pille trabajando. Por favor, el cianuro cortito.

4. Residen en Estados Unidos o lo aparentan. Da igual el sitio. En qué momento se ha dado por valor añadido el vivir en un país que no tiene catedrales.


Todavía recuerdo a un vendehúmos con el que tuve una vídeo llamada y me dijo que estaba en casa de un amigo en Houston pero que no le funcionaba la webcam.

Seguro que era para que no viera que en realidad estaba en Socuéllamos.


Durante toda la conversación, él me soltó su discurso de ventas y no escuchó nada de lo que yo le dije. Digamos que no quiso arriesgar.

Hoy habita en ClubHouse como experto en oratoria. Cuidadito.


Puedes seguir leyendo más en mi libro EDA: https://cutt.ly/IxEiMKT


AUTOR: Nacho Caballero.


Speaker y Formador experto en Storytelling, Motivación y Conciliación

0 vistas0 comentarios